Introduccion e historia de mis blogs.

viernes, 19 de septiembre de 2014

71- Havana

  • ¿Te puedes embarazar aunque tomes pastillas anticonceptivas?
  • Foto: Thinkstock/GettyImages

    https://www.google.com/?gws_rd=ssl#q=cual+es+el+porciento+de+embarazo+tomando+pastillas+anticonceptivas&spell=1

    Cuál es el riesgo, por qué puede pasar y cómo minimizar el peligro de un embarazo no deseado
    Aunque se trata del método anticonceptivo con mayor índice de protección (si se usan correctamente), aún tomando las pastillas anticonceptivas puedes quedar embarazada, según la Dra. Brunilda Nazario, Endocrinóloga y experta del sitio Web MD. ¿Por qué existe este riesgo? Los detalles de la respuesta y cómo puedes disminuir el peligro de un embarazo no deseado, a continuación.



    ==================================
    Rutina para el cambio de no solo leche (fórmula, Similac sensitive), ha frutas y cereales. Todo esto es aproximado y hay que ser flexible, porque puede haber cambios, en dependencia de los ciclos de alerta y sueño que siga el bebe.

    1-Al levantarse:

    Dos cucharadas grandes de cereal  de fabrica.

    Más 1 oz de leche formula.

    Y mezclar todo con  1 oz de agua, para que quede como una pastita suave.

    Y de líquido acompañante, sigue siendo 4 oz de leche formula.

    2-Aproximadamente, dos horas después, 2 oz de leche fórmula; antes de dormir.

    3-Pero como eso depende de la hora que se haya levantado, es posible que se levante mucho antes de las 12:00 mediodía.  De ser así, le das de 2 oz de leche fórmula a 4 oz.

    4-Si le levanta alrededor de las 12:00 mediodía, le doy el almuerzo.

    Dos cucharadas grandes de puré, pasta, estilo compota; de fruta líquida. Inicialmente usamos para, elaborada en casa.
    Mezcladas también, con unas cucharadas grandes de puré de vegetales. Inicialmente usamos green bean o habichuelas frescas; también elaboradas en casa.
    Y de líquido, una onza de jugo de manzana, mezclada con 1 oz de agua; para disminuir su sabor y acción ácida.
    5-Después del almuerzo hay que tratar de que este en posición vertical, para que no haya muchos vómitillos.
    6-Después de ese almuerzo, ya se siguen los ciclos normales de sueño y leche fórmula de siempre.
    7-Por espacio de más o menos una semana, observamos su comportamiento, actitud cuando ingería esa nueva dieta y su caca. Si todo marcha bien, puedes usar otras variantes de frutas y más adelante de cereales verdes o vegetales. El tiempo depende de la actitud del bebe y no hay que apurarse en nada, he incluso retroceder a la fórmula leche, por unos días, si es necesario.
     
    ------------------------------------------------------------------------------------------------
    Saliendole dos dientes abajo:
    Bueno,  esta es una etapa muy conocida, porque el bebe se siente muy molesto, nada lo entretiene por mucho tiempo y hasta fiebre o diarreas le dan. Los padres tienen que prestar mucha atención con las fiebres, que no bajan o pueden ser hasta muy altas, sobre todo en la noche, cuando duermen y tienen todo el cansancio del trabajo sobre su cuerpo. Y si observa algo anormal; recibir consejos del pediatra por teléfono o ir a verlo.
    Como cuidas los dientes de leches, sin perturbar su sueño?

    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2014/09/sos-cuidado-con-lo-que-redactas-cuidado.html

    --------------------------------------------------------
    El mismo dia que cumplio los 9 meses tuve que bajar el corchon de la cuna; porque se paro, agunatada de la baranda y si no la veo, pudo saltarla y caer de cabeza. Que susto!

    ------------------------------------
    http://www.infobae.com/2014/12/01/1612281-sepa-que-su-bebe-debe-dormir-cobertor
     
    ================

    Añadir leyenda
     
    Te recuerdo Havana que en mi época, a los niños nos asignaban un número, creo que era el mismo  de la libreta comunista, para tres juguetes, solo en las vacaciones. Había dos libreta, la de ropa y la de comida. La de ropa desapareció en el periodo especial, porque ya no tenía sentido darla, porque no había productos y se quedaba nueva para el otro ano.
    Uno juguete era mejor, más caro, llamado básico y dos menos “básicos”.
    Era todo una fiesta nacional, un acontecimiento trascendental; donde no faltaban hasta las trampas, los padres pillos que de una forma u otra cogían más juguetes para sus hijos, porque le compraban el número básico a otra familia más pobres, las colas de un día, dos días, tres días,… y sus pequeñas broncas (faltaba más en mi Cuba) entre las mamas cubanas tratando de lograr el juguete que quería su niño.
    Se hacía un bombo y se iban sacado los números al azar la noche antes, para ponerlos en una lista pública a través de la vidriera. Yo no me dormía, hasta que mi abuelita no regresaba, de donde cantaban el orden de los números (tal vez el primer bombo que nos hizo sufrir de desespero, después llego el de salir del país, que nunca me gane tampoco, ja, ja, ja,…) de la libreta, para ver si cogía del 1 al 3 y poder coger la bicicleta, que era el básico. Si, solo había tres bicicletas y se la llevaban o la vendían, los que sacaban los tres primeros números.
    La cosa era más o menos así,… si eras pobre, madre divorciada, tenías muchos hijos; se la vendías al mejor postor, la vendías por 100 pesos a otra familia y ella te daba el básico. Tú le comprabas los juguetes a todos tus hijos, con el dinero que recibías y si te quedaba dinero, le comprabas alguna ropita al que menos tenía. Solo, solo,… que tus hijos no podían saber que se habían sacado los números del 1 al 3. Eso se arreglaba, porque la persona que te compraba el número, te cedía el de el en la lista; como parte de la “transacción comercial”. Tal vez por eso se hacia la noche antes, para que no llevaran a los niños más chiquitos y evitar esas cosas, no sé.
    Pero como yo era niño, todos esos teje manejes, no los entendía mucho, las broncas tampoco las entendía mucho, solo miraba, miraba y miraba los juguetes por la vidriera y cada 10 minutos preguntaba a un mayor, ¿por qué numero van?
    Caramba aquello era eterno, una tortura. No solo por el tiempo, sino porque cada vez que alguna mama, con su niño, tocaba mi juguete favorito, desde la vidriera cruzaba los dedos para que no se lo llevaran, si solo quedaba uno de ese tipo, claro. Y la otra tortura, dentro de tantas; era que mi número más bajito, creo que fue una vez que compre al segundo día por el medio día. Así que tenía que estar todo el día mataperreando por la tienda, para nada, cosa de muchachos y después sufriendo cuando regresaba, porque ya los niños jugaban con sus juguetes.
    Y todavía nosotros tuvimos tres juguetes una vez al año; los que eran niños en los noventas, después de la caída de la URSS  y sus colonias, ni eso. Para ellos, solo hubo una tienda por dólares, unas vidrieras más o menos tapidas con papel; donde los padres no los llevaban, porque había juguetes a precios prohibidos y además su salario comunista era en papeles castristas, que no valen nada, ni en Cuba.
     
    ======================================







     
     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario